IDEOLOGÍA E ICTIOLOGÍA

1. La ideología es una construcción intelectual. Y como construcción, un artificio destinado a cumplir determinados fines. Así son los leguajes artificiales de la lógica o las matemáticas, que prestan gran servicio a la ciencia dotándola de precisión en sus formulaciones. Los fines de las ideologías son justificar determinadas posiciones políticas y económicas.

2. El ideólogo fabrica su red con ideas, pero no la lanza al mundo, sino a sus deseos. Lo que en ella pesca y presenta como afirmaciones sobre el mundo, no son otra cosa que sus deseo e ideales. Para examinar la validez de los juicios que pesca no es necesario observar el mundo, basta con observar su red. Es ella la que nos dirá lo que puede pescar, aunque no sabemos bien lo que se le escapa.

3. Su red no está formada por cuadros transcendentales de un sujeto igualmente transcendental, sino por los intereses y necesidades de un sujeto empírico colocado en una determinada situación social.

4. Sus deseos toman la forma de buenos deseos, pero su bondad, en el mejor de los casos, no puede ser medida de otra forma que por su conducta. Y cuando ésta es generosa y honrada, no se debe tanto a su ideología como a lo que conserva de buen sentido y natural humanidad.

5. Aunque la ideología es una construcción, una vez adquirida e interiorizada, es difícil desprenderse de ella. Sus ideas son como una lente a cuyas curvas se ha adaptado nuestro ojo. Además, la ideología nos ofrece la comodidad de una explicación rápida a nuestras vacilaciones.

6. La ideología busca lograr universalidad por la vía de intentar sumar adeptos. Quienes no la comparten son un peligro para ella. Por eso las ideologías son combativas y amigas de la propaganda.

7. Las ideologías son inevitables. Son la piel de nuestras tendencias. Ella nos protege del sol y las inclemencias del tiempo, es decir, de lo que nos podría iluminar y fecundar nuestro espíritu. Solamente el crecimiento interior nos ayuda a mudar esa piel, como las culebras a lo largo de su vida.

8. El ideólogo maneja ideas, entendidas estas como una representación incapaz de llenarse. Las ideas son ideales: metas que nunca se logran plenamente, como una total justicia o libertad. Desde un punto de vista psicológico podríamos decir que es un pensamiento proyectivo.

9. Los ideales son el punto de partida de las ideologías, y desde ellos se intenta llegar a la realidad. Los ideales representan el deseo realizado en plenitud, cosa que sólo ocurre en el pensamiento. Y, en cualquier caso, es más acertado partir de la atenta observación del mundo.

10. El mundo, tal como se muestra a una sensibilidad atenta, es digno de ser amado, y amándolo se le mejora. A la luz de ese amor se acude y su calor despierta el deseo de ser mejores.

Anuncios

2 comentarios en “IDEOLOGÍA E ICTIOLOGÍA

  1. Gracias, Jo. Tus palabras animan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s