LA MALA SUERTE…

He leído: el pensamiento no delinque…

Es cierto. No podemos juzgar legalmente otra cosa que los hechos.

Pero no deberíamos olvidar que los pensamientos engendran palabras. Y de las palabras salen acciones.

Las acciones forman hábitos, y los hábitos forman un carácter.

El carácter decide un destino.

Un destino que decide la dicha o la desdicha de alguien o de un pueblo.

Es de pensamientos, a veces de apariencia insignificante, como se va forjando el carácter que después nos habita tanto como nosotros habitamos en él. Y el decide sobre lo que llamamos nuestra buena o mala suerte, y también sobre la suerte de quienes comparten nuestra vida.

Los pensamientos no delinquen. Cierto. Pero son los ladrillos con que el ser humano construye la morada en que habita y según la cual actúa. De la calidad de esos pensamientos depende la calidad del edificio resultante.

Para quienes están más atentos a ordenar la sociedad que sus vidas, esto interesa poco. Pero para quienes tienen la responsabilidad de educar, esto es importante. Pues entre los peores enemigos del hombre están los malos hábitos. Es decir, los vicios.

Anuncios

4 comentarios en “LA MALA SUERTE…

  1. la suerte es el resultado de nuestras acciones, escojes el camino a seguir en la vida, sin ser plenamente consciente.

    Lo que a veces parece mala suerte no son más que pruebas para hacerte fuerte y superar la gran prueba de la vida.

    Si en tu interior sólo admites bondad, la semilla brotará y será generosa con todo a su alrededor guiandote siempre por el buen camino de la vida, pero si optas por el camino del mal y la mentira, tú suerte, estará en tú contra.

    Utrella!!!

  2. Es verdad, lo que sale de dentro enaltece o bien puede dañar… el cerebro es el motor que mueve los pensamientos y acciones. Además queda marcado en el rostro que ésto produce, a lo largo de los años, alegría, quizá rictus de dolor, amargura… Por eso es buena la profilaxis mental.

    Felices pascuas, José Luis querido! Te he dejado una felicitación en mi blog, una inspiración incluyente con la que coincido. La gracia es resucitar en Cristo nosotros también.

    Abrazos.

  3. Así es, Nofler. Yo también creo que hasta el final es difícil calificar nada de buena o mala suerte. En cierto modo nosotros nos fabricamos con nuestras acciones la suerte. Aunque también es cierto que hay personas que se desenvuelven en unas circunstancias que les es muy difícil optar o tomar las dificultades como pruebas de la vida. En mi escrito pensaba en educadores y también en seguidores del racionalismo común.

  4. Hola, Maga. Sí, el cerebro… y el corazón. Creo que quien tiene sentimientos corruptos de poco le valen los principios intelectuales. Como Platón, creo que a los niños y a los jóvenes se les debe enseñar a sentir agrado, simpatía, disgusto, o aversión hacia aquellas cosas que son realmente gratas, simpáticas, desagradables o repugnantes.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s