SENTIDO Y SER

“Que algo «tiene sentido» quiere decir ni más ni menos que: que ese algo resulta comprensible, esto es: interpretable de alguna manera. No quiere decir que sea signo de otra cosa; tal carácter no es inherente  a lo que entendemos por «tener sentido»; a esta noción sólo le es inherente el hecho de que hay un ámbito, fondo, contexto o complejo, sobre el cual, a partir del cual, dentro del cual, el algo en cuestión resulta comprensible, o sea: es interpretable; el sentido es, pues, ese ámbito o fondo sobre el cual algo resulta comprensible; lo comprensible o comprendido, lo que es descubierto y sale a la luz, no es el sentido, sino el algo que «tiene sentido»”.

MARTINEZ MARZOA, Felipe. “De Grecia y la filosofía”, pgs. 43-44.Universidad de Murcia, 1990

  1. Ser y sentido son convertibles.
  2. Algo no tiene sentido cuando no tiene ser. Tener sentido es participar del ser. Solamente la nada no tiene sentido. La nada es inconcebible. Algo no tiene sentido  (es absurdo) cuando permanece aislado, sin nada a que referirse, es decir, cuando no hay fondo al que adscribir los hechos.
  3. El hombre es voluntad de sentido. Lo busca cuando no lo ve. Vivir es un querer hacerse con su ser.
  4. El sentido no puede ser inventado arbitrariamente. Se descubre en aquello que es sentido como real, que nos saca de nosotros mismos y nos facilita el encuentro con “lo otro”.
  5. Una persona se dedicó gozosa y voluntariamente al cuidado de unos padres muy enfermos. Y descubrió la mucha capacidad de amar que había en ella. Eso le hizo sentirse muy real. Cuando esto se ocurre, decimos que le hizo sentirse plena; cuando no se da, la persona se siente vacía.
Anuncios

8 comentarios en “SENTIDO Y SER

  1. Tiene sentido tu disertación. Cuando se pierde el sentido de la vida, el vacío es insoportable y mucha gente se deprime o más aún, se mata. La gracia es encontrarlo desde nuestra trinchera sea cual sea.

    Besos, filósofo.

  2. Muy buena aportación. Dar un sentido a la vida para sentirse plenamente realizado, he ahí un buen principio.

  3. Hola!.

    Me encantó el punto 5. La capacidad de amar, de dar, sin esperar, de dar… con el corazón,.. llena cualquier vacío. De acuerdo con megaterrenal.

    Buen post.

    Un abrazo,

    Marjorie

  4. ¿Que sentido podría tener para vosotros que alguien opinara que el artículo sobre Vida y Ser no tiene sentido para él? En tal caso, ¿Que podría pensarse de esa persona? Por otro lado leo que cuando se pierde el sentido de la vida el vacío es insoportable ¿Cual es el sentido de la vida?, ¿tiene la vida un solo sentido?

  5. Gracias, Magaterrenal, por tu comentario. Solamente matizaría que tal vez no se trate de “dar”, sino de “recibir”, de estar abiertos con nuestros sentidos a un mundo que es bello y amable.

    Un saludo

  6. Así es, Jo, aunque a veces no es un principio, sino un final. El sentido de la vida se va mostrando en la medida que se va viviendo y permitiendo que la vida entre en nosotros.

    Un saludo

  7. Verás, Marjorie, frecuentemente uno empieza haciendo cosas que no sabe muy bien porqué las hace. Simplemente ellas tiran de nosotros y no nos sentimos bien si no las seguimos. Y un buen día descubre que aquello ante lo se quejaba, o creía que lo anulaba o no sé bien qué, era lo que le iba mostrando su capacidad para salir de sí y desde lo cual su vida tenía una figura definida y única que la hacía realmente suya. ¡Son tantos y tan sutiles los movimientos del corazón humano!

    Un saludo

  8. Pensaría, Ta, que el artículo es muy malo y esa persona se siente decepcionada por él. En mi descargo solamente puedo decir que no pretendía más que ofrecer unos puntos de reflexión… Y viene después la pregunta: “¿Cual es el sentido de la vida?, ¿tiene la vida un solo sentido?” Y eso me obliga a pensar… Pienso que si “ser se dice de muchas maneras”, igualmente sentido se dice de muchas maneras porque son “diversos”, es decir, versiones distintas de lo mismo. Todos ellos son como metas volantes que apuntan en una misma dirección. Tal vez eso quería decir S. Agustín con aquello de “nos hiciste para Vos y nuestro corazón anda inquieto hasta que no descansa en Vos”. La vida puede presentarse como un montón de piezas de un puzzle cuya imagen nos ha sido negada. Pero el reconocer aquellas piezas como piezas de un puzzle nos indica que le suponemos un sentido, aunque ese sentido ande perdido y nos paralice para obrar…

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s