LA ALDEA GLOBAL (NOTAS)

0. Para que una aldea sea una, y no dos o tres, no es suficiente con que pueda ser recorrida de punta a punta en breve tiempo o que prácticamente todos sus habitantes se conozcan de vista. Eso nos habla de su tamaño. Pero tanto o más que su tamaño, a la aldea la hace el compartir un pasado común, unos valores, unas costumbres, unas fiestas que los reúnen, unos sentimientos de solidaridad mutuos, una parecida visión del mundo…
1. La expresión de “aldea global” para referirse a nuestro mundo, introducida, creo, por McLuhan hacia finales de los años sesenta tuvo fortuna y hoy es utilizada frecuentemente para nombrar la nueva situación de la humanidad. Parece bastante evidente que la rapidez de las comunicaciones ha empequeñecido nuestro mundo. Las interrelaciones y dependencias económicas, sociales y políticas se han estrechado. Hoy es fácil estar al caso de los conflictos y problemas que acaecen en el mundo de forma prácticamente instantánea. Internet es una fuente de información, comunicación e intercambio de ideas asombrosa. También nos permite percibir que todo está interconectado, y cualquier acontecimiento en un punto de este mundo tiene repercusiones en el resto. Estas comunicaciones han facilitado percibir la gran variedad cultural que hay entre los seres humanos.
2. Sin embargo, para el aldeano su aldea es su mundo. Y su mundo se ha vuelto más agitado y complicado con tanta rapidez en las comunicaciones y tantas interdependencias. ¿Qué aumento de felicidad le aporta disponer de más y más rápidos medios de comunicación? Lo que han aumentado son sus necesidades, y con ello el riesgo de no poder satisfacer algunas de ellas y, consiguientemente sentirse más desdichado.
3. La aldea global sugiere la idea de una comunidad mundial. Pero la llamada multiculturalidad no es otra cosa que las distintas tribus que por afinidad se han creado. Un compartir el espacio entre distintos grupos que se ignoran entre sí unas veces y otras se agreden. El mundo se ha hecho pequeño y estamos todos más juntos, pero esto no significa que estemos más unidos.
4. Los impulsores de la aldea global han sido los financieros. La aldea global surgió como resultado de un modo de producción, de una concreta visión económica del hombre. De ahí que, en primer término, la llamada aldea global sea en realidad un mercado global. Son los grandes grupos financieros quienes contemplan nuestro mundo como desde fuera. Para ellos es una aldea, pues pertenecen al mundo más amplio que les da el poder del dinero y el poder político asociado al dinero. Ellos son los globalizadores; los demás somos los globalizados.
5. Son los globalizadores y sus capitales los que realmente se mueven con libertad en la aldea global creada. Son ellos los que diseñan los modelos de desarrollo que les convienen, los que deciden las pautas culturales que se deben seguir, arruinando la tradición de personas y pueblos.
6. Incapaces de detener la dinámica por ellos creada de “cada vez más” son la expresión de una mentalidad puramente cuantitativa que degrada la Tierra y frustra al hombre al impedirle el acceso al “ya tengo lo suficiente”.
7. Los aldeanos de la aldea global, del mercado global, son, en realidad, consumidores, y su idolatría el consumismo, a cuyos ídolos sacrifican tiempo y familia. Y junto a ellos están los muchos desamparados a los que no llegan sino las migajas de lo que en la aldea se produce. Los globalizadores se limitan a recoger y administrar los ahorros que unos y otros generan.
8. Pero ¿es la aldea global el fin de la historia? No lo creo. De todo lo despreciado por los globalizadores y sus servidores saldrán las fuerzas que los derroquen. La pobreza y la injusticia clama al cielo y, tarde o temprano, de allí vendrá la respuesta.

Anuncios

3 comentarios en “LA ALDEA GLOBAL (NOTAS)

  1. como siempre has acertado en todas tus conckusiones o al menos es mi sentimiento desde hace tres años
    saludos!!!

  2. Gracias, Nofler. Creo que la globalización, tan admirada por muchos, entraña muchos riesgos, especialmente para los que vivien de sus manos y de un salario. Pero se difunde como una conquista del “hombre”, aunque para la mayoría de los hombres eso sea una ilusión. A ti no creo que sea necesario aclarar que cuando digo hombre no me refiero al varón, sino al ser humano.
    Ahora escribes menos, ¿no?
    Saludos y adelante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s